Con este testimonio quiero compartir lo maravilloso que Dios ha sido conmigo

pues puso en mi camino a la doctora Natalia, que con su forma de transmitir sus consejos, he sido transformando en un hombre respetuoso; dejé de ser posesivo y me enfrenté a mi pasado para ser liberado de celos enfermizos y autoestima baja que me trajo muchos problemas a mi vida personal. Gracias a Dios y a sus terapias he salido adelante en poner a Dios más alto que  las cosas que me rodean. Muchas gracias Dios y a ti doctora Natalia. Dios te bendiga mucho.

También puede gustarte...